sábado, 8 de septiembre de 2007

Sexo Senior

INT. APTO EN MADRID. BAÑO. ATARDECER

Un pequeño baño de azulejos blancos, cuadrados, iluminados por una fluorescente que da un color azul a toda la estancia. A la izquierda una bañera llena de agua con restos de espuma. En el suelo ropa tirada de hombre y mujer. Todo está revuelto, pisado y mojado. Al lado de la bañera hay un retrete y después de éste una puerta entornada por donde se puede ver otra habitación y los pies de una cama en la que se parte del cuerpo de una mujer.

Se oye una voz de JACOBO (70) que habla desde la habitación.

JACOBO (en off)

Será hora de levantarse ¿no? (…) venga CHELO, llevamos todo el día aquí tirados (…) lo sé pero quedarnos aquí...


JACOBO entra en el baño con una bata rosa de mujer. Es un hombre que, aun con sus 70 años, tiene aspecto atlético; alto, ojos grandes, nariz un poco aguileña. Sube la tapa de la taza y comienza a mear mirando por la puerta hacia la habitación.


JACOBO

Realmente la visión desde aquí es tentadora… mejor nos quedamos, si señor…


(Desde la habitación se oye una carcajada)

JACOBO aprieta el botón de la cisterna.


JACOBO (Hablando más alto)

¡Me voy a duchar si no te importa¡ (para sí) y si te importa también.

Comienza a dar patadas a la ropa tirada en el baño hasta hacer una bola y dejarla en la esquina, detrás de la puerta y al lado del lavabo. Vuelve a la bañera y quita el tapón para acto seguido meterse dentro


INT. APTO EN MADRID. HABITACIÓN. ATARDECER


La ventana está cerrada, con la persiana levantada y las cortinas retiradas. Fuera llueve torrencialmente. Sobre la cabecera de la cama la pared está llena de cuadros de muchos tamaños con fotos de gente y de diferentes lugares del mundo. Sobre la mesilla hay una lámpara y una figura negra de arte étnico africano.

En la cama está CHELO (70) tumbada boca abajo, desnuda y tapada con la sábana. Es morena, pelo corto y despeinado, nariz redondeada, tiene algunas pecas en sus pómulos.

(Se oye el agua de la ducha y a JACOBO cantando, desafinando mucho)

JACOBO (En off)

Haciendo el amoooorrr tooooda la nooocheeeee… yeah!

CHELO se ríe y todo su cuerpo tiembla bajo las sábanas.

INT. APTO EN MADRID. HABITACIÓN. ATARDECER

JACOBO está tumbado desnudo al lado de CHELO que está tumbada boca abajo tapada con la sábana. Acaricia los hombros de ella suavemente, recorre con la yema de los dedos la curvatura de sus hombros morenos y pecosos. CHELO se estremece y oculta el rostro entre los brazos. CHELO Suspira.

JACOBO avanza con sus dedos por la espalda de ella y va descubriendo su cuerpo desnudo, despojándolo de la sábana. Le da pequeños besos con suavidad y mimo

CHELO (con la cabeza escondida entre los brazos)

¿Dónde tenía yo todas estas sensaciones?

JACOBO posa sus labios al final de la espalda de CHELO y se antiene ahí. CHELO comienza a dar patadas, nerviosa

CHELO

¡Ay JACOBO, no sigas ahí!!

JACOBO (levantando la cabeza)

¿El interruptor?

CHELO levanta su cabeza y le mira con deseo, mordiendo su labio inferior

CHELO

No… (susurra) el botón mágico.

Se incorpora para acercarse a JACOBO y le da un beso en la boca, tumbándole en la cama. Mientras se besan JACOBO la abraza y ella acaricia las caderas de JACOBO. Son caricias pausadas, lentas, suaves que se alargan como los besos.

CHELO deja de besar a JACOBO, su mano avanza por su pecho bajando por su torso en busca de su pene. Mira pícaramente a JACOBO

CHELO

Uy, todo esto y sin pastillas celestes?

JACOBO

Yo también tengo interruptor…

CHELO

La verdad que aún no me creo que esté así contigo, de una manera tan… tan…

JACOBO

¿Natural? Esto a nuestra edad no es natural Chelo… es M-A-R-A-V-V-L-L-O-S-O!.

CHELO

Ja, ja… es del todo cierto, yo no hubiera dado un duro por estar hoy aquí contigo. He descubierto que mi cuerpo aún vive, porque desde luego que con Santos..

JACOBO

¿Tu difunto marido?

CHELO

¡Que Dios lo tenga en su gloria! Con él el sexo era… bueno, visto lo visto, no era sexo, está claro.

JACOBO (con la voz entrecortada)

La verdad… para mi… esto es… no creí… no creía que pudiera…

JACOBO besa de nuevo a CHELO y la tumba para tener su cuerpo a su merced. Le acaricia el cuello, besando su barbilla, acaricia sus pechos mientras mira como CHELO cierra los ojos y suspira. Llega a su estómago y avanza hasta el sexo de ella. CHELO abre poco a poco sus muslos mientras sigue con los ojos cerrados. Se alargan las caricias de JACOBO en el sexo de CHELO y ella mueve su cuerpo lentamente.

JACOBO

¿Te apetece…

CHELO

¡Sí! Pero… déjame a mi arriba… es algo que siempre quise hacer

JACOBO

Joder, hace una hora bailando el paquito el chocolatero y pasodobles sin arrimarse y ahora…


CHELO tiene dificultades en colocar su cuerpo sobre el de JACOBO pero poco a poco logran ensamblarse. Se miran cómplices, risueños, pero con miedo. Hablan con esfuerzo por el momento excitante que viven, por el esfuerzo de controlar su cuerpo y por una sensación de alargar todo al máximo:

CHELO

Je, je…. Bueno, vamos a intentarlo… todo parece… más fácil en la tele…y yo con mis añosss….

JACOBO

Tú vete… lentamente mujer… con cuidado… que no está la cosa para doblarse

CHELO

No.. me … hagas reir… ahora no….

Sus movimientos son lentos pero por lo que parece placenteros para los dos. Emiten suaves jadeos y las caricias siguen prodigándose, JACOBO acaricia los pechos de CHELO y ella se apoya sobre los brazos de él, mientras su cuerpo sube y baja lentamente.

(Se oye un ruido fuera de la habitación)

CHELO interrumpe su movimiento y apoya sus manos en el pecho de JACOBO, escucha atentamente pero descarta cualquier sospecha y sigue moviéndose sobre JACOBO.

(Vuelve a oírse algo en el pasillo, más cerca)

CHELO (cerrando los ojos)

¡Ay Dios!

JACOBO (mirándola extrañado)

¿Ya?

CHELO (sin moverse)

¡No! ¡No puede ser…!

JACOBO (sin comprender)

Pero… ¿qué?

CHELO abre los ojos y mira a JACOBO en el mismo instante en que se abre la puerta de la habitación y aparece SONIA mujer de unos 40 años, morena, alta y guapa, vestida de azafata

(Se suceden los dos primeros diálogos al mismo tiempo)

SONIA (Alucinada)

¿Mamá?

CHELO (sin dejar de mirar a JACOBO)

Mi hija

Se oye un golpe, es SONIA que ha caído desvanecida en el suelo

JACOBO

Pero… pero… pero ¿no vivías sola?

CHELO

Bueno, con mi hija casi es lo mismo, pero… (Comienza a reírse quedamente) ¡Ay dios mío!...

La risa de CHELO se transforma en una carcajada. Se hace a un lado intentando controlar sus movimientos y se asoma al lado de la cama para ver cómo está SONIA. Enjuagándose los ojos pero sin parar de reírse CHELO se levanta a duras penas de la cama y se acerca a su hija

CHELO

Habrá que reanimar a mi pobre hija..

SONIA está totalmente despierta, con los ojos abiertos mira incrédula a su madre, comienza a hablar con palabras casi inaudibles

SONIA

… Pero mamá… qué?... no puede ser… no, no me lo puedo creer..

CHELO (acariciando el rostro de su hija)

Cariño… no es lo que parece. (Se calla un momento, pensando en lo que va a decir) ¡Es mucho mejor de lo que parece!

CHELO se ríe a carcajadas abrazando a su hija y contemplando a un JACOBO que, apurado, busca toda su ropa para huir de allí como alma que lleva el diablo.


-FIN-

8 comentarios:

Tamara dijo...

¡Pero buenooo, Mercheeee! Vaya agradable sorpresa, reina...y qué buena. Espero que tengas muchas escenas que narrarnos, muchos bocetos de buenos guiones...como éste, por ejemplo. ¡¡Genial!! Los diálogos chispeantes y divertidos, inteligentes, la estructura rápida y ágil, fácil de seguir, con ritmo...y el final...apoteósico...X-D
El sexo a los 70...y a los 80 y siempre.
Y parafraseándote...porque las cosas no son nunca como parecen...¡¡son mejores!!

Anónimo dijo...

Erest toda una caja de sorpresas, no sabía de este enlace!
Me ha gustado mucho, muy bueno.

Un bestoe,
Alicia

Avellaneda dijo...

Aysss si lo que yo digo... que majas que sois!!! :-) Me encanta que hayais disfrutado con su lectura. Hay muchísimas cosas mejorables, pero la idea está ahí.
Poco a poco iré escribiendo más cosas (es lo que quiero), a ver si consigo hacer ese peachoguión que me saque de pobre -soñar es gratis y cosas más raras se han visto-
Besos

Panchi is back dijo...

Me encantó, encantó, encantó, eso quiero yo para mi vejez, ¿dónde está ese Jácobo? es mío...

Un besote, sos grande querida.
M.

Ishtar dijo...

jajajaj que alguien me consiga un Jacobo que he quedado prendada....

Besos desde Venezuela.

julio-entuinterior dijo...

Me ha gustado. Voy a pasárselo a mi mujer para que vea qué es lo que hay por ahí, jajaja
He visto tu comentario a Soloyo y me he dicho: voy a ver que hay por aquí

Encantado, un saludo

celebrador dijo...

Magnífico texto. Enhorabuena.

El Instigador dijo...

Eres una caja de sopresas agradables. Líate la manta a la cabeza y termina el guión de Almodovar está buscando algo bueno.

Besos